Una vacuna de ARN replicante, formulada con una emulsión de nanopartículas a base de lípidos, produce anticuerpos contra el coronavirus COVID-19 en ratones y primates con una única inmunización. Estos anticuerpos neutralizan potentemente el virus en animales jóvenes y viejos. Los niveles de anticuerpos inducidos soncomparable a las de pacientes con COVID-19 recuperados. Esta formulación es estable en almacenamiento, con ventajas de producción y distribución en masa.